Fotografías

Jean Pierre Hazée rescata el Setenil de los años 80

PEDRO ANDRADES

El tiempo detenido. El rescate de una época. Es la impresión que transmiten las fotos que Jean Pierre Hazée hizo de Setenil entre 1984 y 1987. A este rincón andaluz que se preparaba para entrar en la Unión Europea llegó, paradojas de la vida, un fotógrafo belga que se enamoró de las cosas más sencillas de nuestra forma de vida de entonces y que supo captar el alma de un pueblo acostumbrado a una vida dura, esforzada, que miraba la modernidad con tanta ilusión como desconfianza.

Esa primera imagen que publicó en su Facebook, la partida de dominó en el Bar Domínguez, ese claroscuro de verano, fue un fogonazo de nostalgia que nos dejó claro el paso lento e inexorable de los años. “Me impresionaba esa marca de las fichas en la mesa”, me dice Jean Pierre Hazée por teléfono, “esa marca de años, día a día, citados para la partida”. Es su foto favorita, pero hizo muchas otras y muy buenas, con la mirada respetuosa de quien sabe ganarse al fotografiado, de quien percibe la fuerza de la costumbre sin apenas conocer el hábito, el sitio y a los lugareños. “Me gusta más la gente que las postales”, asegura. Y se le nota.

Cuando llegó a Setenil en 1984 “no había ni donde quedarse”. Finalmente se alojó en una casa de la familia Álvarez en la calle Vilches. Y repitió en sucesivas visitas. Este fotógrafo, que es gestor cultural en Lieja y ha retratado lugares y, sobre todo, personas de medio mundo, recuerda con cariño lo que más le gustó de Setenil: “La gente en la calle. Era un teatro abierto”. Y evoca cosas tan llanas como “compartir el pollo de los domingos en Las Flores, viendo a la gente con su camisa blanca, las tardes en la terraza de la piscina, la Feria en la Plaza… La vida era más sencilla”.

Son impagables esas escenas de la Plaza en su apogeo diario, en celebraciones como la Feria o la Semana Santa, el ver la vida pasar en las terrazas del Bar Palmero o La Justicia, ese café cotidiano en Calvente, esas imágenes tan naturales del día a día del Callejón, con personas conocidas y queridas por quienes vivimos intensamente aquellos años en aquellos mismos lugares. Es el Setenil que conoció y que lo encandiló y que se muestra en una exposición en el Ayuntamiento de Setenil hasta el 15 de mayo. Jean Pierre Hazée dice que está muy contento porque “la gente se ha apropiado de las fotos”. Nosotros le tenemos que dar las gracias por rescatar una época ya irrepetible. Una a una, estas fotos son entrañables y significativas. Todas juntas constituyen un universo propio.

Dominó en el Bar Domínguez, una estampa habitual de las tardes en Setenil. En la imagen vemos, entre otros, a Juan Morilla, Juan Jiménez y Francisco Guzmán. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Dominó en el Bar Domínguez, una estampa habitual de las tardes en Setenil. En la imagen vemos, entre otros, a Juan Morilla, Juan Jiménez y Francisco Guzmán. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Juan González “El Rabizo” y Paco Palmero. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Juan González “El Rabizo” y Paco Palmero. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La hora del café en Bar Calvente en 1985. En primer plano el Tito, acompañado de Miguel el Barbero, Pepe Leotte, y los dos Frasquitos. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La hora del café en Bar Calvente en 1985. En primer plano el Tito, acompañado de Miguel el Barbero, Pepe Leotte, y los dos Frasquitos. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Bar de Domingo en la calle Ronda. Domingo fue uno de los personajes más populares de Setenil en esos años. Su clientela no le va a la zaga: en primer plano, Sebastián Guzmán. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En la calle Vilches, donde se alojaba Jean Pierre Hazée, fotografió a Antonio González y sus dos hijos y Juanita. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En la calle Vilches, donde se alojaba Jean Pierre Hazée, fotografió a Antonio González y sus dos hijos y Juanita. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
El Callejón era una bocanada de aire fresco en el verano. En primer plano vemos a Paco el de Teresa. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
El Callejón era una bocanada de aire fresco en el verano. En primer plano vemos a Paco el de Teresa. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Las terrazas de la Plaza eran lugar habitual de encuentro de los vecinos. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Las terrazas de la Plaza eran lugar habitual de encuentro de los vecinos. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Los hermanos Francisco y Rafael González , los del Patronato. Los burros y mulos se veían con naturalidad por las calles de Setenil. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Los hermanos Francisco y Rafael González , los del Patronato. Los burros y mulos se veían con naturalidad por las calles de Setenil. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En la imagen vemos a Antonio Marin, José Dominguez, José Porras y Francisco Navarro. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En la imagen vemos a Antonio Marin, José Dominguez, José Porras y Francisco Navarro. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Francisco Gutiérrez "Galampo" y el Sebastián "el de las Canchas" con su nieto Sebastián. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Francisco Gutiérrez “Galampo” y el Sebastián “el de las Canchas” con su nieto Sebastián. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Preciosa foto del desaparecido Bar La Ganga. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Preciosa foto del desaparecido Bar La Ganga. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La familia Álvarez acogió a Jean Pierre Hazée en su casa de la calle Vilches. Aquí los vemos en una imagen de nuestro fotógrafo durante la comunión de Juan, en el centro. Foto. JEAN PIERRE HAZÉE.
La familia Álvarez acogió a Jean Pierre Hazée en su casa de la calle Vilches. Aquí los vemos en una imagen de nuestro fotógrafo durante la comunión de Juan, en el centro. Foto. JEAN PIERRE HAZÉE.
La esquina de La Justicia, uno de los lugares más concurridos de la Plaza. En la imagen vemos, entre otros, a Manuel Castaño, Antonio Ruiz y Francisco Gutiérrez. La niña de la ventana es Lidia Gutiérrez Valencia. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La esquina de La Justicia, uno de los lugares más concurridos de la Plaza. En la imagen vemos, entre otros, a Manuel Castaño, Antonio Ruiz y Francisco Gutiérrez. La niña de la ventana es Lidia Gutiérrez Valencia. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La Feria en la Plaza. En la imagen la añorada Elvira, Jose el Mellizo y su mujer Conchi, y José Antonio García Andrades "El Piti". Foto. JEAN PIERRE HAZÉE.
La Feria en la Plaza. En la imagen la añorada Elvira, Jose el Mellizo y su mujer Conchi, y José Antonio García Andrades “El Piti”. Foto. JEAN PIERRE HAZÉE.
La Feria en la Plaza era todo un acontecimiento al que nadie podía faltar. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La Feria en la Plaza era todo un acontecimiento al que nadie podía faltar. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En prime plano, Paco y Paloma de paseo en la Feria. Foto. JEAN PIERRE HAZÉE.
En prime plano, Paco y Paloma de paseo en la Feria. Foto. JEAN PIERRE HAZÉE.
Durante muchos años la Feria de Agosto se celebró en la Plaza. En la imagen vemos a Carmen Domínguez y Reme González Troya vestidas de gitana. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Durante muchos años la Feria de Agosto se celebró en la Plaza. En la imagen vemos a Carmen Domínguez y Reme González Troya vestidas de gitana. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
El Amarrao en la subida a la calle Alta, pasando la esquina de Rafael Corral y Carmen Peña. En primer plano un joven Sebastián Luque, José González, Melchor Guzmán, Pepe el, Pollo y José Andrades. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
El Amarrao en la subida a la calle Alta, pasando la esquina de Rafael Corral y Carmen Peña. En primer plano un joven Sebastián Luque, José González, Melchor Guzmán, Pepe el, Pollo y José Andrades. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La banda de Setenil desataba pasiones en la Plaza durante su desfile. Aquí vemos en primer plano a Quico Troya, Antonio y Alonso Sánchez. Foto: JEAN IERRE HAZÉE.
La banda de Setenil desataba pasiones en la Plaza durante su desfile. Aquí vemos en primer plano a Quico Troya, Antonio y Alonso Sánchez. Foto: JEAN IERRE HAZÉE.
La presencia de las bandas en la plaza era uno de los hitos de le Semana Santa. Detrás de nuestras jóvenes con los peinados cardados tan de moda en esos años venos a Anita la de Curro, sentada en la puerta de su casa, que también era kiosco. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
La presencia de las bandas en la plaza era uno de los hitos de le Semana Santa. Detrás de nuestras jóvenes con los peinados cardados tan de moda en esos años venos a Anita la de Curro, sentada en la puerta de su casa, que también era kiosco. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En la Plaza se agolpaban los vecinos para disfrutar de las bandas de música en Semana Santa. En la imagen vemos en primer plano a Sebastián González, Francisco Ruiz y su madre. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
En la Plaza se agolpaban los vecinos para disfrutar de las bandas de música en Semana Santa. En la imagen vemos en primer plano a Sebastián González, Francisco Ruiz y su madre. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Las escaleras de San Benito en los años '80, con esas preciosas albarrás, antEs de su transformación. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Las escaleras de San Benito en los años ’80, con esas preciosas albarrás, antEs de su transformación. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.

Fotos realizadas en abril de 2021, durante una breve estancia con motivo de la exposición de sus fotos en el Ayuntamiento de Setenil

Calle cueva Cabrerizas en 2021. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Calle cueva Cabrerizas en 2021. Foto: JEAN PIERRE HAZÉE.
Jean Pierre Hazée y su pareja. Llegaron a Setenil por primera vez en 1984 y se alojaron en la calle Vilches, en una casa de Francisco Álvarez.
Jean Pierre Hazée y su pareja. Llegaron a Setenil por primera vez en 1984 y se alojaron en la calle Vilches, en una casa de Francisco Álvarez.

2 pensamientos en “Jean Pierre Hazée rescata el Setenil de los años 80

  1. Es una mágica retrospectiva visual, un paseo por el ayer que nos dibuja una sonrisa de felicidad y nostalgia. Me quedo con la belleza de mi primo Paco en la fotografía de la feria y la lágrima que se me ha caído al ver a mi abuelo Galampo. La pureza de las gentes, la vida de cada imagen representa ese blanco y negro que ya se alejó quedando atrás y que permanece vivo al recordar donde estábamos entonces. Tan cerca, tan lejos. Muchas gracias Pedro Andrades, Setenil late contigo.

    • Así es Sebastián. Pues yo me quedo con lo que acabas de comentar: la pureza, la naturalidad de la gente. El encuentro de la gente en la calle. Y es verdad que Paco está exultante!!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .