Fotografías

Setenil nocturno: una antología fotográfica de María GJ

Imagen de Setenil desde El Tejar, con la luna descansando sobre nuestro casería. Foto. MARÍA GJ

PEDRO ANDRADES

Setenil ha de ser visto, mejor que en ningún otro momento, al atardecer”. Es el consejo que dieron los escritores José y Jesús de las Cuevas sobre nuestro pueblo. “Recomendaríamos aún más: después de una de esas tormentas rápidas de primavera, en las que el sol brota después de la lluvia (…) Setenil tiene, entonces, una morbosa belleza oscura y violetaque tardaremos muchos años en olvidar”. Esa belleza misteriosa, ese duende, lo ha captado María Guzmán Jiménez en la serie de imágenes nocturnas que ha realizado sobre Setenil y que forman parte de su creciente antología fotográfica del pueblo que la vio crecer en el Cerrillo. El enamoramiento púbico del Setenil nocturno viene de cuando los viajeros llegaban al atardecer, de lo lejos que siempre les quedaba nuestro municipio por al atraso de las comunicaciones. Su primer impacto era muy claro: “Setenil de las Bodegas aparece en la (..) rendija abierta por el río Guadalporcún, como un prodigio inesperado“, escribió el fotógrafo Enrique Isasi en su recorrido por “las tierras luminosas de la Baja Andalucía” prologado por José María Pemán. María GJ redescubre ese Setenil auténtico en un recorrido por los rincones de nuestro pueblo en sus momentos de tranquilidad, sin el turismo de aluvión, mostrando el silencio de las bulliciosas Cuevas, rincones casi olvidados o perfiles novedosos con la luna descansando sobre el horizonte de un pueblo que en buena medida comienza a modelar el turismo.

En alguna ocasión he escrito que si Antonio Sánchez es nuestra memoria en blanco y negro, María Guzmán es la referencia local en estos tiempos de redes sociales inquietas y prisas en el móvil. No solo se ha consolidado como un magnífica fotógrafa, sino que ha mostrado una sensibilidad especial para apropiarse del rostro humano de nuestro pueblo, de sus gentes y sus fiestas. Os muestro algunas de sus mejores instantáneas en esta antología incipiente que a buen seguro no parará de crecer. Muchas de sus fotos también las podemos ver en reportajes de Imagina Setenil sobre la Semana Santa, Moros y Cristianos o de eventos locales.

Setenil escondido en el cañón, asomando tímido entre las dos mesetas. Foto: MARIA GJ

Vista al anochecer del Puente de Zamudio, con el Cerrillo al fondo. Foto: MARÍA GJ.

La deslumbrante montera de las Cuevas del Sol de noche. Foto: MARIA GJ

La deslumbrante montera de las Cuevas del Sol de noche. Foto: MARIA GJ

 

Las Cuevas de la Sombra, con Daniel Camacho y Paqui Aguilera cerrando la Cueva del Ibérico. Foto: MARÍA GJ

La imponente Iglesia de la Encarnación, la de la Villa, en una imagen cautivadora. Foto: MARIA GJ

Los encinares de Escalante, bañados por la luna llena. Foto: MARÍA GJ

 

Vista de la Iglesia de la Villa desde el Cerro, con Acinipo al fondo. Foto: MARIA GJ.

Atardecer de Setenil. El pueblo asoma como una mancha de espuma blanca. Foto: MARIA GJ

La iglesia de la Villa, en la que se aprecian los dos cuerpos del edificio, con Los Cortinales bañados por esa luz potente. Foto: MARIA GJ.

Iglesia de la Villa sobre la calle Mina, que sostiene la muralla de la fortaleza, en una hermosa composición que destaca el zigzageo del puente y el paseo marítimo. Foto: MARÍA GJ

María GJ, en una sesión de fotos.

María GJ, en una sesión de fotos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .